miércoles, 15 de mayo de 2013

QA4

EL ORIGEN DE UN NOMBRE

Aunque los expertos en jazz han abandonado gradualmente todas las teorías acerca del momento exacto y el lugar en que surgió, dichas teorías no carecen de encanto. Una de ellas asegura que el jazz se inventó el 17 de noviembre de 1887, a la una de la madrugada, en una marisquería de Nueva Orleans popularmente conocida como «Loopy's Place». 

Dick Them

Bajo los efectos de un whisky de fabricación casera, un ayudante de barbero de unos cuarenta años, Thennidus Brown, a quien sus amigos y admiradores llamaban «Jazz-bo» por su elegante forma de vestir -el bo equivaldría al beau francés-, tomó una corneta increíblemente baqueteada, que había animado los fragores de la Guerra de Secesión, y empezó a juguetear con una melodía y a romper el ritmo de las frases musicales. 

Quim Abramo

Más tarde, los estudiosos llamarían sincopación a aquellos jugueteos, pero Brown sólo intentaba recuperar los ritmos del banjo que de joven había escuchado en la plantación donde trabajaba como esclavo. 

Jordi Blanch

La extraña calidad de aquella música excitó mucho a los presentes, que salieron de la marisquería y llamaron a cuantos pasaban por la calle. La voz se fue corriendo. De todas partes llegó gente para asistir al nacimiento del género, y ante la relativa estrechez del local Brown tuvo también que salir a tocar bajo las estrellas. Fue su noche de mayor gloria. 

Dick Them_Jordi Blanch

Aquellos seductores sonidos no tardaron en ser copiados por los músicos de las orquestas de baile locales y por los que actuaban en los barcos de vapor que surcaban el Mississipi. Algunos, como un tal Charles «Buddy» Bolden, que alardeaba de que su trompeta podía oírse a veinte kilómetros de distancia, se atribuyeron la invención. 

Ramón Díaz

Brown se ahogó cierta noche de 1894, al caer de un barco fluvial. Había estado bebiendo varios días seguidos, abrumado porque sentía que le habían arrebatado la fama y porque creía haber perdido la inspiración de aquella madrugada de siete años antes. 

Jordi Blanch

En Ismos (1931), libro también un tanto sincopado, Ramón Gómez de la Serna da su propia versión de la hazaña de Thermidus Brown. 

Dick Them

"El Jazz, Ritmos, técnica, improvisación" 1998

Dick Them_Quim Abramo_Jordi Blanch_Ramón Díaz


QA4
Quim Abramo_guitarra eléctrica
Jordi Blanch_saxo tenor
Dick Them_contrabajo
Ramón Díaz_batería
Voll Damm 15è Festival Jazz Vic
Vic, 11.05.13