domingo, 1 de junio de 2014

Full Blast

Llegó Brötzmann a la ciudad y a su manera lo hizo dentro de su propia cápsula del tiempo. Éste pasa, claro, y el músico tiene ya 73 años… pero como si fueran 20. Brötzmann es Brötzmann, que en su caso es más que un lugar común. Su compromiso con la belleza más inhóspita es insobornable. Jamás ha aplacado su vehemencia, jamás se ha rendido a ninguna evidencia que no fuera la de su propia pulsión como creador, jamás ha intentado ser otra cosa que él mismo. Brötzmann es Brötzmann, y el que venga detrás que arree. Literal. Su música no es democrática, él dispara primero y los demás apuntan después. Ordeno y mando. No es música colectiva, si entendemos ésta como una comunicación entre iguales. Si él habla, los demás suscriben, aunque lo hagan a su manera. Restalla su latigazo y el sonido entra en ebullición. Y a partir de ahí, sálvese quien pueda."
Carlos Pérez Cruz en reseña publicada en El Club de Jazz

© R.Domínguez-Full Blast

© R.Domínguez-Marino Pliakas

© R.Domínguez-Peter Brötzmann

© R.Domínguez-Marino Pliakas

© R.Domínguez-Peter Brötzmann

© R.Domínguez-Peter Brötzmann

© R.Domínguez-Full Blast


Escucha aquí la conversación que mantiene Carlos Pérez Cruz con Full Blast, así como el concierto íntegro

Full Blast
Peter Brötzmann_saxo tenor_clarinete_tarogato
Marino Pliakas_bajo eléctrico
Centro Cultural Matadero de Huesca, Huesca, 16.05.14